Las decisiones más importantes en Blackjack: ?Pedir o plantarse?

una mano de blackjackA no ser que esta es la primera vez que escuchas hablar del blackjack tal vez has escuchado de que el blackjack es un juego fácil de aprender, pero difícil de maestrar. Para esto hay una cosa esencial que convierte el juego en juego complicado que no depende tanto de la suerte. Para que uno sea un jugador con éxito tiene que saber la mejor manera de jugar sus manos.

Ya hemos llegado a las estrategias porque en el blackjack hay una estrategia básica para cada tipo de mano. La mejor manera para empezar si eres un principiante es con las jugadas básicas – saber cuando pedir carta o plantarse. Estas son las dos principales acciones que se hacen en el blackjack y por tanto las primeras que se deben aprender. A continuación, hablare sobre estos dos pasos importantes para que te quede claro como deberías actuar para mayores oportunidades de ganar.

Como ya debes saber, en el blackjack hay un principal objetivo – obtener una mano de 21 puntos sin pasarse o estar lo más cerca posible de este resultado que el crupier. Si tu mano tiene menos de 21 puntos entonces debes considerar si es mejor pedir otra carta o plantarse. El resultado sale siempre después de la jugada del jugador que se compara con la mano del crupier. La mano que esté más cerca de los 21 puntos gana la partida.

La buena estrategia incluye la consideración también de la carta descubierta del crupier antes de tomar decisión por tu propia mano. Si en tu mano tienes un As y un 8 o 9 deberías considerar seriamente a plantarte sin importar la carta visible del crupier. Los Ases valen 11 o 1 punto así que las manos tendrán igualmente 9 o 19 puntos, o bien 10 o 20 puntos, respectivamente. En estos casos pedir otra carta sería un riesgo demasiado grande.

La otra cuestión es pedir o plantarse en 17. En algunos juegos el crupier se planta siempre en 17 y en otros debe pedir carta. La cosa se complica aun más si la carta descubierta del crupier vale 10 puntos. Sin embargo, no importa lo que tenga el crupier, lo más aconsejable para ti es de plantarte en 17 porque la mano del crupier puede ser de cualquier valor una vez descubierta la carta tapada.

Otro consejo importante es sobre las manos de dos cartas con valor de 10. Algunos jugadores suelen dividir los 10s en dos manos, pero la mejor jugada es de plantarse porque 20 puntos son una de las mejores manos en el blackjack. Con este tipo de manos tienes gran probabilidad de ganar al crupier que necesita 21 puntos para vencerte.

Lo más difícil es cuando tienes una mano de entre 13 y 16 puntos y en estos casos debes considerar la carta visible del crupier. Si su carta es entre 2 y 6 puntos entonces puedes pedir carta porque incluso con un As el crupier no podrá vencerte. Pero si la carta visible del crupier es mayor de 6 entonces debes plantarte.

Si tienes una mano de 12 puntos puedes pedir carta solo si el crupier tiene carta con valor entre 4 y 10. Pero si el crupier tiene un As entonces las probabilidades son mejores para él y en este caso es mejor plantarte.

?Qué es la estrategia de progresión positiva y cómo funciona?

Imagen de una gráfica de progresión positivaCada apostador que se aprecie y tiene una buena experiencia en los juegos de azar ha probado alguna vez por lo menos una o dos estrategias para mejorar sus chances de ganar. Este es un hecho que sin duda nos hace reflexionar sobre las estrategias y los sistemas que abundan en las páginas especializadas y dedicadas al tema del casino. ?Habrá alguna que funciona mejor que las demás o son todas inútiles a la hora de apostar en un casino? En este post vamos a enfocar nuestra atención en la popular estrategia de la progresión positiva para analizar su funcionamiento.

?En qué consiste esta estrategia?

La estrategia positiva consiste en el aumento de las cantidades de las apuestas después de ganar y disminuirlas en caso de perder. Es muy sencilla: cuando ganas entonces debes subir tu próxima apuesta y cuando pierdes la debes disminuir. De esa manera si tienes de repente mala racha de varias rondas sin ganar podrás disminuir tus pérdidas para impedir una ruina total de tu saldo de juego. La cantidad que vas a jugar depende de ti mismo y tú decides cuanto vas a aumentar o disminuir tu apuesta.

Lo mejor de esta estrategia es que la podemos aplicar en casi todos los juegos de casino porque es muy sencilla y no se requieren utilizar sistemas de apuesta especiales. Sin embargo, la estadística y la experiencia nos dicen que funciona mejor en los juegos de ruleta y dados. Además, en la ruleta es necesario hacer un sistema adicional donde se anotarán las apuestas necesarias en cada ronda. Esto significa que se deben anotar las cantidades que se harán en caso de ganar y en caso de perder.

Por ejemplo, si en la primera ronda se apuestan en rojo 5 euros, en caso de ganancia, el jugador tendrá 10 euros. Si aumentamos la apuesta con la misma cantidad igual a la primera de 5€, entonces la segunda apuesta sería de 10€. Si ganas otra vez, entonces tendrás 20€ ganados y en tu tercera apuesta deberás apostar 15€. En caso de perder es todo lo contrario: disminuimos la siguiente apuesta con 5€.

Sin embargo, tenemos que decir que no existe estrategia infalible porque los resultados de las apuestas no se pueden predecir. Es todo un misterio cual será el resultado de nuestra apuesta. Si utilizas la estrategia de progresión positiva y ves que tienes grandes pérdidas es mejor parar en seguida y continuar otro día. Lo recomendable para que no pierdas todo en el intento es de tener una peque?a cantidad búfer aparte para balancear tu sistema. Lo mejor de esta estrategia es que siempre empiezas con la menor suma búfer para que no entres en la ruina desde el inicio. Si tu cantidad de búfer se agota antes de entrar en una buena racha ganadora es recomendable dejar de jugar de inmediato.

Uno de los mejores consejos en el juego es que nunca se deben perseguir las pérdidas en el casino. Si ves que no funciona y estás perdiendo una ronda detrás de otra, debes parar en seguida. La principal regla del juego es de disfrutar y divertirse. Las estrategias ayudan, pero no son la respuesta de todos tus problemas financieros. Si ves que esta estrategia funciona para ti entonces puedes probar otra más tarde. Y cuando conoces las reglas de un juego muy bien entonces podrás crear incluso tus propias estrategias que se adaptan a tu presupuesto y tu estilo de jugar.